canalabierto@hotmail.com

jueves, junio 04, 2009

CON MÁS PENA QUE GLORIA

La comparecencia de los panistas en la UAQ resultó bastante sosa; González Valle y Francisco Domínguez llegaron con un grupo de porristas que nunca pudieron despertar el interés de los estudiantes universitarios.
Aquí atravesando Contabilidad, donde tenían previsto recibir sendas muestras de apoyo, se la llevaron en el lomo, ni los vieron ni los oyeron.


Manuel tuvo que hacerla de vendedor (de su imagen) al acercarse a saludar a algunos estudiantes que en ningún momento mostraron simpatía alguna hacia el panista, y como es bastante ilustrativa la imagen, lo rodean más reporteros y fotógrafos, que estudiantes, de hecho ninguno lo voltea a ver siquiera.


Al que de plano ni las moscas lo pelaron, fue a Francisco Domínguez Servién, que al pasar atrás de González Valle, esperó a que los jóvenes universitarios se le acercaran lo cual no sucedió; me dio tanta pena el vato, que hasta yo me iba a acercar a saludarlo para que no se sintiera tan gacho.




Lo que si hubo y de sobra, fue la propaganda que se repartió no sólo en las inmediaciones de la UAQ, sino adetro de la misma, razón por la cual un grupo de estudiantes (de la Facultad de Psicología) se manifestaron en contra de tal acción, y no en contra del debate como erróneamente lo informó Miguel Ánguel Álvarez ayer por la noche.
De hecho, ninguno de las cartulinas que portaban los jóvenes, traían alguna leyenda alusiva a la supuesta oposición al debate que tendrá lugar el próximo día 15 de julio en el auditorio Fernando Dìaz Ramìrez, sino manifestaciones de rechazo a la entrega de propaganda dentro de la Alma Mater, demanda con la cual coincido y me sumo a ella.



No sólo playeras, destapadores, colgantes y plumas estuvieron regalando los colaboradores de estos dos candidatos, hasta "bolis" congelados repartieron los acarreados del PAN; de por sí su campaña no prende y todavía le ponen más hielo.


Lo que se me hizo de pésimo gusto, es que los achichincles de los candidatos antes aludidos, aprovechando la necesidad de los chavos que lavan los coches enfrente de la entrada principal de la Universidad, les haya ofrecido una bicoca para que ondearan sus banderas, qué poca.







No hay comentarios.: