canalabierto@hotmail.com

domingo, mayo 24, 2009

ESTO ES EL PRD





ACUEDUCTO
Domingo 24 de Mayo/2009


REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA
Fíjese que la semana pasada, el ex dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática, Pablo Héctor González Loyola Pérez, en una carta (que más bien parecía desahogo) se quejó amargamente de su sucesor Horlando Caballero Nuñez, a quien acusó de manejar al PRD como ‘una franquicia comercial’ y ‘como Jefe de Tribu’, junto a su Secretario General, el ex priísta Ulises Gómez de la Rosa.
Pero no es de eso de lo que le quiero platicar, sino de los siguiente: “Habría que agregar el grave caso de Tequisquiapan, donde Ulises Gómez un mes antes ya preguntaba quién ganaría una encuesta que, ‘mandaron hacer’, donde en el registro de planilla hubo golpes e interrupciones de la luz, y el inicio de estatal de campaña (sic), desangelada y con protestas de militantes”.
Bien, pues mire, le voy a platicar cómo estuvo el asunto de la designación del candidato perredista a la Presidencia Municipal de Tequisquiapan… y no crea que le quiero poner suspenso o que se trate de otra más de mis pretensiones literarias, sino que aquello fue una jornada digna de una película de suspenso.
A saber.
Para entender mejor todo, nos vamos a remontar a los lejanos días de las campañas de 2006, cuando los perredistas queretanos, comandados por Pablo González Loyola Pérez fueron hechos a un lado por la entonces diputada federal Lorena Villavicencio Ayala, a la que seguramente recordará más por sus fotos en lencería que aparecieron en una revista para caballeros, quien fue enviada por el Comité Ejecutivo Nacional del PRD a limpiar el cochinero (¿qué será eso?) que tenían aquí los del partido del sol azteca.
Bien, en medio de la disputa se quedó el entonces candidato del PRD a la Presidencia Municipal de Tequisquiapan, Noé Zárraga Trejo, quien además estaba en no buenos términos con el alcalde perredista Guillermo Herrera Trejo, que en ningún momento lo apoyó.
Desamparado, Zarraga Trejo buscó el cobijo de gente ajena al PRD. Así, como por obra de magia, aparecieron un grupo de priístas (que después se sabría habrían sido enviados por el entonces dirigente estatal Jesús Rodríguez Hernández en una estrategia doble para evitar que pudiera ganar el PAN, a costa de sacrificar en silencio y por lo bajo de su candidata Norma Mejía Lira) que se pusieron a las ordenes (sic) del solitario candidato perredista.
Una vez pasada las elecciones (sic), y ya con la declaración de candidato ganador del proceso electoral en la mano, Noé Zárraga se convirtió en miel para las moscas y le empezaron a rondar todos los ‘prohombres’ perredistas.
Uno de ellos, fue el entonces diputado local Horlando Caballero, quien veía como avanzaba (sic) septiembre, el tiempo de estar cobrando en el erario público se acababa y él no tenía nada a dónde saltar para evitar vivir en el error (léase: fuera del presupuesto).
Para no hacerle el cuento largo, estuvo insiste e insiste con el alcalde electo de Tequisquiapan que le echara la mano, que él era diputado local y que se las sabía de todas, todas. Pedía que le dieran la influyente Dirección de Obras Públicas; sin embargo, Zárraga Trejo aún escuchaba a algunos de sus asesores y todavía traía el rencor en lo alto contra los perredistas, así que lo estuvo bateando. Finalmente, en una coyuntura, Caballero Nuñez fue incorporado a la administración pública municipal de Tequisquiapan y en el cargo que él deseaba.
Esta relación de subordinación de Horlando Caballero Nuñez hacia Noé Zárraga Trejo se mantiene hasta hoy, y por eso es que había un acuerdo entre ambos para que el candidato del PRD a la Presidencia Municipal de Tequisquiapan fuera Carlos ‘El Chino’ Rivas Gutiérrez, Tesorero Municipal.
Había otros tiradores. Estaba el ex regidor Salvador Anguiano Aguilar, quien hace tres años fue candidato a diputado local del PRD por el Distrito XI y estuvo a un ‘tris’ de convertirse en el primer diputado perredista de mayoría de la historia en el Estado; Leticia Zayas Velásquez, viuda del ex alcalde Guillermo Herrera, y un conocido perredista local de nombre José Luis Trejo Moreno.
Como los aspirantes eran tantos, entonces se decidió que el método más democrático para elegir a quien sería el candidato era la aplicación de una encuesta entre la población, de tal modo que serían los fríos números quienes hablarían.
Resulta que el día en que se vencía la fecha para los registros, Horlando Caballero convocó a los cuatro aspirantes ‘El Chino’ Rivas Gutiérrez, Salvador Anguiano, Leticia Zayas y José Luis Trejo, a una reunión en sus oficinas de Fray Pedro de Gante, en la capital queretana, para darles a conocer los resultados de la encuesta y nombrar al candidato, en una estrategia diseñada por Noé Zárraga, Martín Álvarez Reséndiz, Secretario General del Ayuntamiento de Tequisquiapan; Gerardo Soto Esquivel, Oficial de Registro Civil, y Raúl Soto, entre otros.
Caballero Nuñez lo que quería era hacer tiempo, dejar correr el reloj, mientras los dormía con el rollo de la necesidad de que se trabajara por la unidad del partido y se intentara preservar ese valor fuere cual fuere el resultado de la encuesta, que les iba a dar a conocer.
Nunca les dijo el resultado real de la encuesta, que aquí le puedo revelar fue el siguiente: Salvador Anguiano, obtuvo el 11 por ciento de las preferencias; Leticia Zayas, el 7 por ciento; Carlos Rivas, se llevó el 6 por ciento y José Luis Trejo, logró el 5 por ciento de la tendencia del voto. Pero les vendieron otros resultados, y nunca les enseñaron el documento completo.
En esas estaban, cuando el alcalde tequisquiapense Noé Zárraga le habla a Horlando Caballero para ordenarle que ya es hora de que ‘ya suelte’ a Rivas Gutiérrez, para que alcance a llegar a registrarse. Así lo hace y con el argumento de que ‘voy por cigarros’ (es sarcasmo), ‘El Chino’ abandonó la reunión mientras los demás se quedaban ahí, sin percatarse de que le habían entregado la constancia para registrarse.
Cuando parecía que ya todo estaba consumado, Salvador Anguiano recibió una llamada en la que le dicen que Carlos Rivas iba a registrarse, que se movieran porque los estaban dejando fuera de la jugada.
También le dicen que no se alarme, y le recomiendan que negocie con José Luis Trejo, para sumarse a su aspiración, pero a cambio de posiciones para él y su gente. Le dan a conocer los resultados de la encuesta donde, si bien es cierto que él la ganó también lo era que las tendencias para el PRD en Tequisquiapan ubican al hoy partido gobernante en ese municipio como la tercera fuerza política.
Atendiendo la recomendación, le hace la propuesta Trejo Moreno ‘a boca de jarro’, en un diálogo más o menos en los siguientes términos:
Salvador Anguiano (SA).- ¿Traes tus documentos aquí?
José Luis Trejo (JLT).- Sí…
SA.- ¿Quieres ser candidato?
JLT.- Sí, ¿por qué?
SA.- ¿Qué me ofreces si me sumo?
JLT.- Te doy la Secretaría General del Ayuntamiento…
SA.- No, quiero la primera plurinomminal de Regidor…
JLT.- Te doy la segunda
SA.- La Primera…
JLT.- Sale, está bien… la Primera.
Acordada la alianza y puestos de acuerdo los dos aspirantes, Anguiano Aguilar habló por teléfono con la dirigencia nacional del PRD, a quien le participan del acuerdo alcanzado y le dan a conocer el madruguete que les intenta hacer la dupla Horlando Caballero-Noé Zárraga.
De inmediato, todo el mundo se mueve y se toman cartas en el asunto para dejar sin efecto el nombramiento de Carlos ‘El Chino’ Rivas.
Pero, ocurre que la noche en Tequisquiapan no es la mejor del año. Hay lluvia y apagones. Lo que hace más difícil las comunicaciones para todos.
Los que iban felices a registrarse no sabían que les había sido descubierto el madruguete y se las estaban echando abajo; los que pretendían registrarse como alternativa, no tenían cómo comunicarse de Querétaro a Tequisquiapan. La luz volvía unos minutos y de nuevo se cortaba.
Los operadores de Noé Zárraga esperaban felices la llegada de ‘El Chino’ Rivas con su documento para registrarse y no perdían oportunidad para ufanarse frente a quienes consideraban ‘perdedores’, cuando llegaron con la documentación de José Luis Trejo Moreno para registrarlo.
Sin embargo, quienes se quedarían con un palmo, serían ellos. Antes de que concluyera la hora de cierre, llegó Carlos Rivas a hacer su registro, muestra el documento que lo acredita como candidato y procede a hacer entrega de su documentación, cuando le muestran el fax que lo anulaba.
Así que Epigmenio Orozco Galván, a quien seguro recordará como ex titular del Instituto para del Deporte de Querétaro (INDEREQ), hizo el registro de Trejo Moreno como candidato del PRD a la Presidencia Municipal de Tequisquiapan.
Según la encuesta perredista, quien podrían gobernar a partir del 01 de octubre Tequisquiapan, sería el candidato del PAN, Raúl Orihuela González; sin embargo, parece que no tiene mucho interés, dado que aún no se resuelve la apelación en su contra y teme que lo bajen de última hora, así que prefiere dejar pasar el tiempo, abriéndole el camino al candidato priísta… El día en que yo castigue a Edom, destruiré a todos sus sabios y quitaré la inteligencia a los de la región montañosa de Esaú.

No hay comentarios.: