canalabierto@hotmail.com

domingo, junio 07, 2009

SE HACE LO QUE SE PUEDE

Hay que decir que la inequidad en las campañas políticas actuales, no se da únicamente en cuestión de recursos económicos, algunos candidatos, deben conducirse de acuerdo a sus capacidades personales; por ejemplo, Manuel González Valle, no es una persona que sepa manejarse ante grandes auditorios ni proyecta una imagen fuerte ante los mismos.
Su fortaleza radica en la campaña personal y esto lo sabe el candidato panista, tanto que prefiere llegar al grueso del electorado por medio de spots publicitarios en el mayor número de medios posibles, que presentarse en lugares cuya concentración sea multitudinaria.
Su frágil imagen, su ausencia de carisma y la notable falta de dominio de las propuestas presentadas por el candidato del PAN, lo vuelven bastante vulnerable, de ahí que el gasto erogado en publicidad alcance cifras estratosféricas, y tenga que ser apoyado por el gasto gubernamental, para tratar con esto de ganar votos por una vía distinta, a la campaña que viene realizando el dueño de ConcreMAS.
Por su parte, José Calzada Rovirosa, viene manejando las dos vertientes; presentarse ante concentraciones masivas, y a pie, acciones que lo han posicionado favorablemente en los últimos días; sin embargo, parte de esta estrategia se debe al trabajo que algunos operadores viene realizando, pues ellos son los que llevan a la gente a los eventos donde se presenta el candidato tricolor
Calzada Rovirosa, cuenta a su favor, no sólo con un mejor manejo escénico, sino que sus propuestas tienen un mayor alcance que las presentadas por su par panista.
En el caso de José Carlos Borbolla, es el que mejor entiende cuáles son sus alcances y actúa en consecuencia, pues al no contar con carisma, discurso, propuestas ni apoyo del partido y mucho menos de la ciudadanía, prefiere hacer campaña desde el octavo piso de su hospital, tal como lo documenta el periódico Libertad de Palabra en su número 96:

“…, al candidato del PRD (se supone que con una visión de izquierda), José Carlos Borbolla García, parece que no se le da eso de hablar con la gente. Al menos no recorre comunidades ni colonias de la ciudad.
En las primeras dos semanas de campañas electorales, Borbolla García ha tenido tres actividades conocidas. La primera fue su arranque de campaña en Tequisquiapan donde no reunió a más de 50 personas. Posteriormente acompaño a Jesús Ortega líder nacional del PRD en su visita a Querétaro y en tercer lugar una cena con reporteros en el hospital San José, donde por cierto tiene su oficina en el octavo piso.”
(Semana del 1-7 de JUNIO del 2009 p. 6 http://www.libertaddepalabra.com/)
Es así como los candidatos de las principales fuerzas electorales en el estado, tratan de aprovechar al máximo su cualidades, aunque de plano algunos no les quede más que venderse como producto chatarra, porque en su interior no traen más que pura…

No hay comentarios.: