canalabierto@hotmail.com

lunes, junio 07, 2010

UNA MÁS

Agentes de AFI lo engañaron, dice su esposa
Queretano lleva casi 3 años preso por dar de comer a migrantes
Por Mariana Chávez
Lunes 07 de Junio de 2010
El Marqués, Qro., 6 de junio. Juan Martínez Pérez fue detenido por elementos de la extinta Agencia Federal de Investigación (AFI) en octubre de 2007, por regalar comida a indocumentados que bajaron de un tren en la comunidad La Cañada, cabecera de este municipio, dio a conocer Sabina Martina Sánchez Salinas, esposa del preso.
En entrevista, narró que en 2005, en un terreno propiedad de su esposo, cercano a las vías del tren por donde constantemente transitan indocumentados, cuatro amigos de Juan Martínez estaban reunidos y fueron detenidos por efectivos de la AFI, acusados de tráfico de personas.

Indicó que su esposo no se encontraba con ellos al momento de la aprehensión. Dos años después, agentes de la AFI acudieron al domicilio de Juan Martínez, cerca de las vías, y lo hicieron acompañarlos a la delegación estatal de la Procuraduría General de la República (PGR), para que “firmara unos papeles” y con ello concluyera una presunta investigación en su contra, pues existía una denuncia anónima de que traficaba con personas.
Sabina Sánchez y su esposo acompañaron a los uniformados a las oficinas de la PGR para aclarar el “malentendido”, pues Juan Martínez sólo tuvo contacto con migrantes centroamericanos, para regalarles comida cuando se lo solicitaron, pero no para trasladarlos a la frontera norte, afirmó.
“Yo estaba afuera (de la casa) y (los agentes de la AFI) me preguntaron si ahí vivía mi esposo y si se encontraba. Él salió y le comentaron que nada más querían que firmara unos papeles para que el caso quedara cerrado. ‘Si gusta de una vez vamos. Es cosa nada más de firmar’, le dijeron.”

Sin embargo, al llegar a la PGR le informaron que su esposo estaba detenido y que no saldría de ahí.
Desde el 5 de octubre de 2007, cuando su marido quedó formalmente preso, Sabina Martina ha solicitado el apoyo de tres abogados que, considera, no han agilizado la defensa porque no tiene suficiente dinero para pagarles.

Juan Martínez era inspector de licencia de alcoholes en el ayuntamiento de El Marqués y coordinaba dos grupos de danza.

Sabina señaló que las cuatro personas detenidas en 2005 salieron libres de inmediato por falta de pruebas, pero su esposo lleva detenido casi tres años sin recibir sentencia porque el Ministerio Público no ha podido localizar a los agentes que lo detuvieron y lo acusaron de pollero.

Sabina Martina consideró injusto que su esposo esté encarcelado “si no le han comprobado nada. El otro lado (Estados Unidos) ni está aquí cerquita”.

Agregó que si su esposo estuviera involucrado en el tráfico de indocumentados no tendría dificultades económicas. “Le dije al licenciado (que lleva el caso): vaya a su pobre casa. Es para que yo tuviera una casota, pero luego no tengo para comer; tengo que ir a lavar trastes a las casas”.
A raíz de la detención de Juan Martínez, el miedo campea en la localidad, sobre todo en casas contiguas a las vías del tren, cuyos habitantes “ya no les dan ni un taco” a los indocumentados que piden puerta por puerta apoyo económico o en especie para continuar su camino hacia Estados Unidos. “Mejor les cierran la puerta” para evitar que los acusen de polleros, afirmó.

No hay comentarios.: