canalabierto@hotmail.com

lunes, abril 30, 2012

EL QUERÉTARO BRONCO





TRÁGICO DÍA
Tres personas asesinadas en la madrugada y uno más que pereció atropellado por la noche además de 2 lesionados
Por Martín Uribe
Lunes 30 de Abril/2012

La ciudad se tiñó de rojo. Tres sujetos perdieron la vida en circunstancias por demás violentas en el transcurso de la madrugada del día de ayer.
Sobre las calles de Río San Pedro esquina Río Hondo en la Colonia Menchaca II, tras que una multitud celebró una tocada de rock y al calor del alcohol, despertó el rencor guardado entre bandas rivales, dando inicio una batalla campal con la participación de más de 100 personas.
Durante el tiempo en que duró la batalla, hubo pedradas, botellazos y no faltaron los disparos con arma de fuego en que los integrantes de bandas rivales de esa peligrosa zona de la ciudad, iniciaron cruenta batalla donde uno de ellos perdiera la vida.
Literalmente, Marco Antonio Ferro, quien contaba con 24 años de edad, fue lapidado a pedradas y donde se pudo observar que rocas de inmenso tamaño fueron lanzadas sobre su humanidad ya caída y aún estando (sic) ya inerte, fue golpeado salvajemente y el lanzamiento de rocas sobre éste no cesaba.
Al arribar elementos de la policía de diversas corporaciones, los rijosos y entre ellos los presuntos homicidas, huyeron del lugar perdiéndose entre las obscuras calles de Menchaca e iniciando fuerte persecución con la intención de atrapar a los culpables.
Finalmente, la policía se encontró ante el macabro escenario: sobre la empedrada calle estaba el cuerpo de quien en vida respondiera al nombre de Marco Antonio Ferro.

En acción por separado, Juan Carlos Pedraza Barrera, quien contaba con 19 años de edad, fue ultimado con certero golpe en el tórax por pandilleros de la Colonia Venceremos.
De este homicidio, trascendió, que Juan Carlos Pedraza, regresaba de una fiesta celebrada en la Colonia Unión en compañía de unos amigos pero, rumbo a su domicilio fue interceptado por una banda de la zona quienes sin más, arremetieron contra ellos y en la refriega, Juan cayó al piso semi inconciente, producto de certera pedrada la cual golpeó en forma violenta su cabeza.
Al estar indefenso sobre el piso, finalmente fue herido mortalmente con un pìca hielo a la altura del toráx.
Sus agresores al ver la magnitud de los sucedido emprendieron la huida dejando casi muerto a Juan quien,. como pudo alcanzó a llegar hasta la calle Constituyentes de la Colonia Venceremos lugar donde, al parecer tenía su hogar, ahí pidió ayuda a personas que se aprestaban a salir a la Central de Abastos.
En forma inmediata, se realizó la llamada a los cuerpos de auxilio quienes, se dijo, tardaron poco más de media (hora) en llegar y al arribar, ya nada se podía hacer, Juan Carlos Pedraza Barrera, había dejado de existir quien, luchó hasta el último momento por su vida.
Finalmente, sobre la calle Asia, en la Delegación de Santa Rosa Jáuregui, Ricardo Becerra Espinoza, fue acribillado a tiros con un arma calibre 9 milímetros cuando éste, se encontraba sentado tranquilamente en el asiento de su camioneta Pick Cap (sic) en color rojo.
En ese mismo sentido de información, se dijo, que dos jóvenes a bordo de un automóvil Bora, se acercaron al occiso para descargar varios tiros sobre su humanidad haciendo blanco en 5 ocasiones, muriendo en forma instantánea.
Asimismo, detallaron, que uno de los proyectiles se les incrustó en la mandíbula, 2 en el abdomen y 2 más en el tórax sin que fuera posible su auxilio puesto que, todo fue tan rápido y los proyectiles habían hecho blanco en parte del cuerpo que resultaron mortales por necesidad.
En todos los casos, después de los trabajos realizados por personal de la Procuraduría General de la República, donde elementos de la DID, recabaron pesquisas y huellas a fin de dar con los responsables, el Agente del Ministerio Público al fe y levantamiento (sic) de los cadáveres, éstos fueron enviados al anfiteatro por personal del Servicio Médico Forense para practicarles la necropsia de ley.

1 comentario:

HoracioRS dijo...

Sobre el artero asesinato de Juan Carlos Pedraza Barrera les comento que la ambulancia nunca llegó, y la policia que llegó mas de 1 hora despues se negó a perseguir al asesino, del cual había testigos de quien es y de donde vive.