canalabierto@hotmail.com

domingo, mayo 25, 2014

EL TREN RÁPIDO... SE ALENTA





Aumenta rechazo al proyecto de tren rápido en Querétaro
Vecinos de 17 colonias exigen informe oficial

Por Mariana Chávez
Domingo 25 de Mayo/2014

Ante la incertidumbre acerca de cómo les afectará la construcción del tren rápido México-Querétaro, las colonias que rechazan ese proyecto aumentaron de siete a 17 en los ocho meses recientes, pues aparte de la falta de información oficial la empresa Prointec Impsa realiza mediciones y hace marcas en sus viviendas, dicen.
En conferencia de prensa, representantes de vecinos señalaron que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes contempla construir una estación de pasajeros en plena área urbana de Querétaro, proyecto que rechazan, pues, indican, ya existen dificultades para salir de las colonias Álamos (en sus tres secciones), Calesa, Hércules y San Javier hacia las principales avenidas y una parada generaría mayores complicaciones.
Marisela Pérez Martínez, habitante de la colonia Hércules, indicó que personal de Prointec Impsa acude con frecuencia a ese fraccionamiento por donde pasan las viejas vías del tren para realizar mediciones en el área de derecho de vía y sobre los rieles, además de colocar marcas en sus casas.
En septiembre pasado, cuando se rumoró que la estación de pasajeros se construía en la colonia Hércules y las viviendas serían derribadas, representantes de siete colonias expresaron preocupación. Ocho meses después la incertidumbre alcanza a habitantes de 17 fraccionamientos que siguen sin obtener información oficial.
Emilio Vasconcelos Dueñas, presidente del Consejo de Concertación Ciudadana para el Medio Ambiente, explicó que en la página 85 del estudio de impacto ambiental que realizó la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales se contempla la instalación de unaestación provisional entre las colonias Calesa y El Pedregal, a la altura del cruce de las vías del ferrocarril México-Piedras Negras con avenida Bernardo Quintana.
Por ello, el consejo solicitó a las autoridades mayor información y se opuso a que se instale en la zona una estación de mil 200 metros cuadrados, pues en ese punto concluye la arteria Bernardo Quintana y representaría complicación vial, social, ambiental y urbana el hecho de que arriben miles de pasajeros. Es un sitio inviable, expresó. Las autoridades respondieron en los medios que esos señalamientos son imprecisos, pero no argumentaron por qué debe haber una estación de pasajeros en esa zona.
En la conferencia estuvo el diputado federal panista Marcos Aguilar Vega, quien recordó que, a petición de los colonos, en septiembre solicitó a los gobiernos federal y estatal informar en detalle el proyecto del tren y garantizar que no se afectará el patrimonio de los vecinos. No hubo respuesta.

No hay comentarios.: