canalabierto@hotmail.com

viernes, mayo 15, 2015

RADIOGRAFÍA







EL "MEJOR GOBERNADOR" IGNORA EL QUERÉTARO VIOLENTO
Mayo 15, 2015

El próximo 7 de junio, un millón 413 mil 787 queretanos elegirán a su nuevo gobernador. José Eduardo Calzada Rovirosa, el gobernaador actual, ha manjeadao un bajo perfil que le ha funcionado para colocarse en diversas encuestas como "el mejor Gobernador del país".
El tema económico es el "orgullo" del Gobernador, las buenas finanzas del estado colocan a la entidad en una de las mejores posiciones a nivel nacional, por ello en sus informes y entrevistas siempre destaca su labor en esta área.
Sin embargo, omite hablar de temas como la pobreza laboral, inseguridad,. falta de transparencia, acoso a periodistas y violaciones a los derechos humanos, problemas que han colocado a la entidad en el ojo público.
Desde el primer año de su administración se supo que en Querétaro las cosas en materia de seguridad no andaban del todo bien, el secuestro del panista Diego Fernández de Cevallos puso a la entidad en la agenda nacional y no precisamente por las mejores razones. Dejar de lado estos temas que afectan directamente a la sociedad queretana le ha valido sendas críticas la gobernador por parte de activistas y periodistas, quienes lo acusan de ser "indiferente" ante los problemas que se viven en la entidad.
Querétaro es una entidad que ha sido gobernada por dos fuerzas políticas: el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Acción Nacional (PAN). El 1 de octubre de 2009 marcó el regreso de tricolor a la entidad luego de 12 años de alternancia panista.
De acuerdo con las encuestas, el próximo 7 de junio la batalla electoral se cerrará en los candidatos de estos dos partidos. Por un lado Roberto Loyola Vera intentará conservar el poder para el PRI, y por el otro, Francisco Domínguez Servién buscará el retorno del PAN a la gubernatura de Querétaro.

Ciudad de México, 15 de mayo (Sin Embargo).- José Eduardo Calzada Rovirosa de extracción priista, asumió la gubernatura de Querétaro el 1 de octubre de 2009, su triunfo en las elecciones del 5 de julio de ese mismo año marcó el regreso del Partido Revolucionario Institucional (PRI) tras 12 años de alternancia panista.
En los primeros meses de su mandato, le tocó enfrentar uno de los temas más sonados a nivel nacional: el secuestro del panista Diego Fernández de Cevallos. El 15 de mayo de 2010 Fernández de Cevallos fue declarado como desaparecido. Se le vio por última vez un día antes a las 11 de la noche en Querétaro cuando ingresó a un café de la Plaza Cibeles. Ese mismo día el entonces presidente de México Felipe Calderón Hinojosa ordenó in operativo para localizarlo.
El plagio consternó a la clase política del país, gobernadores, representantes del clero y de la iniciativa privada exigieron dar con su paradero.
Días después, el 21 de mayo de ese mismo año, Diego Fernández de Cevallos Gutiérrez, hijo del político panista, envió un comunicado en el que solicitó a las autoridades mantenerse al margen del caso a fin de favorecer el proceso de negociación para la liberación del Jefe Diego, como también se le conoce a Fernández de Cevallos.
El 27 de julio los secuestradores difundieron una carta escrita de puño y letra del político panista fechada el 10 de junio y una fotografía de medio cuerpo en la que sostenía un ejemplar de la revista Proceso. Los familiares dieron por buenas la carta y la imagen.
Posteriormente los presuntos plagiarios dieron a conocer otros dos comunicados, en total fueron tres.
El 16 de diciembre de es mismo año, el periodista José Cárdenas publicó en su cuenta de Twitter un mensaje denominado "Boletín-Epílogo", que los captores le solicitaron difundir. En el texto anunciaban la liberación del panista y decían que su captura fue "un golpe político".

No hay comentarios.: