canalabierto@hotmail.com

martes, junio 09, 2009

NEGRO PANORAMA

Los candidatos del PAN a la gubernatura del estado y a la presidencia municipal capitalina, Manuel González Valle y Francisco Domínguez Servién, respectivamente, han dado inicio a la segunda etapa de sus campañas políticas.
Éstas consisten en aumentar los recursos económicos destinados principalmente a promocionarse en los diversos medios de comunicación, lo cual, me parece, no podrá redituarles mucho más de lo que hasta ahora han podido ganar.
Y podemos anticipar cuál será la fase tres de sus campañas; la mayor restricción posible de los medios de comunicación a sus oponentes
Ambos candidatos panistas hablan de apostarle a los jóvenes para que emprendan sus propios negocios; sin embargo, poco, muy poco (nada) han profundizado sobre qué es lo que harían al respecto de ganar la contienda, pues, cómo pueden apoyar a los egresado de la carrera de ingeniería civil o arquitectura, si la obra privada está parada, la del estado ya asignada y la federal otorgada en su mayoría a constructoras de otros estados.
Es el mismo caso de los abogados, contadores y de otras profesiones, cuyo mercado se encuentra saturado y tienen que dedicarse a una labor diferente para la cual se prepararon, y en el caso de que tengan trabajo, aceptar pagos pírricos por sus servicios profesionales.
A menos que se refieran a que –los jóvenes- impulsen su propio negocio en alguno de los múltiples tianguis que se colocan a todo lo largo y ancho del estado, o algún changarro, tal como lo decía el presidente más ignorante que hemos padecido los mexicanos, Vicente Fox.
Hay una cosa más; Manuel y Francisco están haciendo una campaña “pianito”, es decir, le dicen a sus interlocutores lo que quieren oír, lo cual demuestra que no cuentan un programa de trabajo de llegar a ocupar los cargos públicos para los cuales se encuentran compitiendo.
Si lo tuvieran, se basarían en ellos y no estarían prometiendo cosas que de momento no saben cómo hacerlas y, mucho menos, tiene calculadas en el presupuesto estatal.
Esto también muestra que se encuentran un tanto desesperados, ya sea porque sus respectivas campañas no prenden, o porque sus oponentes siguen repuntando gradualmente y parece que se les van.
Otro aspecto que debe considerarse en la campaña de estos dos panistas, es que no cuentan con una estructura fuerte; sus operadores son bastantes rudimentarios y en su mayoría, están siendo sustituidos por dinero.
Al respecto, me comentaba uno de ellos (que trabaja en gobierno del estado), que el día de la elección interna del PAN, no pudo llevar a más de 10 personas a votar, de una lista de 60 agremiados al blanquiazul que él tenía.
Por cierto, dicho “operador” es de los que tenían la consigna de votar a favor de González Valle, pero no por Domínguez Servién, lo hicieron por Murguía, algo raro.
Un punto más de referencia es lo que ya mencionamos sobre el problema de Manuel relacionado con su actuar como presidente municipal en el multicitado caso ConcreMAS; una señora dueña de una miscelánea, me comentaba que escuchó por medio de su hijo (estudiante universitario) sobre el caso.
Me comentó que ella había votado por el PAN en las últimas dos elecciones pero que ahora no le daría ni un solo voto; y esta situación se está repitiendo en muchos hogares queretanos.
Manuel González Valle se muestra ya cansado, frustrado, el debate (si es que es tal), será una oportunidad inmejorable para reposicionarse, o en su defecto, para acabar de enterrar sus aspiraciones y las de quienes lo colocaron como candidato.

No hay comentarios.: