canalabierto@hotmail.com

jueves, mayo 06, 2010

BOLETÍN DE PRENSA

Corregidora, Qro., a 5 de mayo de 2010.

BOLETÍN DE PRENSA


En pleno siglo XXI viven como en la Edad Media


No planchan la ropa; para moler cualquier tipo de salsa -incluidas las de las sopas aguadas- utilizan el molcajete; por las noches se alumbran con velas y veladoras al interior de sus casas y, cuando a pesar de la obscuridad nocturna tienen necesidad de salir de ellas, caminan sin ningún tipo de alumbrado artificial, lo que convierte a las calles sin pavimentar en lugares de alto riesgo porque están llenas de tierra, piedras y hoyos de los que tienen que cuidarse para no romperse una pierna o un brazo en caso de caer; y si en tiempo de secas es dificilísimo mantener limpios ropa, zapatos y casa en general, en épocas de lluvias es prácticamente imposible por el lodo y agua estancada sobre los que están obligados a transitar.

Así, sin ningún tipo de servicio urbano viven desde hace trece años los habitantes de las colonias 20 de Enero, Balcones del Pedregal, Los Reyes, Valle de Aragón, 21 de marzo y Valle del Pedregal, ubicadas en el municipio de Corregidora -en el que se encuentra un gran parque industrial que contribuye a la imagen de desarrollo que tiene Querétaro-, hasta donde cada tres años de elecciones, invariablemente, llegan candidatos de los diferentes partidos políticos a los puestos de representación popular a prometer que introducirán los servicios urbanos básicos para que los pobladores accedan a una vida digna.
Desde que se fundaron esas colonias los ciudadanos de Corregidora han escogido a cuatro presidentes municipales y, en todas las ocasiones, los habitantes de estos abandonados asentamientos humanos han visto hechas pedazos sus ilusiones de mejorar sus condiciones de vida, pues las cosas están igual o peor que cuando llegaron a vivir acá con la esperanza de construir sus modestas pero dignas casas habitación.

Ahora, después de tanto fracaso e ilusiones perdidas, los habitantes de estas colonias –en su mayoría albañiles, ayudantes de albañiles, trabajadoras domésticas y obreros-, se acercaron a Antorcha Popular para, todos juntos y organizados, luchar primero por los servicios urbanos y luego por conseguir otras cosas para que sus hijos vivan mejor, como lo expresó la señora Ana Bertha Castillo Flores, quien tiene 11 años viviendo en condiciones por demás precarias.



Además de no tener servicios urbanos –a excepción de los habitantes de las colonias 21 de marzo que ya tienen drenaje y luz eléctrica- y de tener que estirar el gasto para satisfacer mínimamente las necesidades de sus familias, los amas de casa de estas colonias olivadas por los gobiernos municipales salientes y entrantes, tienen que hacer gastos adicionales como pagar para que el municipio se lleve la basura y, por supuesto, tener que comprar semanalmente agua para todas las necesidades de sus hogares.
Para la señora Domitila Huerta Montoya, quien tiene un hijo con síndrome de Down, un marido de 85 años que “ya no trabaja”, y que apenas percibe 800 pesos, al mes le resulta una “carga demasiado pesada” tener que desembolsar semanalmente 36 pesos para comprar agua y cooperar para que el carro municipal recoja la basura de la colonia.
Como parte de los primeros pasos para organizarse y trabajar en conjunto, vecinos de varias colonias, impulsados y animados por Cristina Rosas, representante de Antorcha Popular, realizaron un sencillo festejo del Día del Niño en el que los pequeños, además de recibir dulces y juguetes donados por los padres, se divirtieron con juegos infantiles y la presencia de la Payasita Sepsi, quien también los maquilló con flores o máscaras del hombre araña y maripositas; dibujos infantiles que para varios niños fueron los primeros que han tenido en sus cortas vidas, gracias a que a sus padres no tuvieron que desembolsar ni un solo centavo para ello.

No hay comentarios.: