canalabierto@hotmail.com

domingo, mayo 09, 2010

DESFALCO

Su directiva se niega a rendir informe de los $93 millones acumulados
En la incertidumbre, 2 mil socios de la caja de ahorro del sindicato de la UAQ
Por Mariana Chávez
Domingo 09 de Mayo/2010

Querétaro, Qro., 8 de mayo. Unos 2 mil socios de la caja de ahorro del Sindicato Único de Personal de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) se encuentran en la incertidumbre, debido a que su directiva, que durante 18 años ha presidido Teresita Muñoz Licea, se ha negado a rendir un informe de los 93 millones de pesos acumulados y tomar medidas que permitan la transparencia en el manejo de los recursos, como se le ha solicitado, incluso por parte de la rectoría.
Ricardo Rivón Lazcano, integrante del consejo directivo de la caja, explicó que ésta fue integrada el primero de julio de 1976 con la finalidad de que los maestros hicieran aportaciones voluntarias y otorgar préstamos de ese capital. Cada año se les reintegran sus ahorros y los intereses generados.
La falta de reglas de operación permitieron que personal administrativo y personas ajenas a la UAQ también ahorraran y obtuvieran préstamos a tasas bajas, de entre seis y siete por ciento mensual. A estos “socios” no se les descontaba vía nómina y se ignora si ese capital realmente ingresaba a la caja, señaló Rivón.
Para cuestiones fiscales, la directiva de la caja utilizaba el registro federal de contribuyentes (RFC) de la UAQ; sin embargo, no reportaba a la rectoría las cantidades ahorradas ni los intereses acumulados por los préstamos, lo que dejaba a la institución sin elementos fiscales para la rendición de cuentas ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.
En 2009, el rector Raúl Iturralde Olvera solicitó a la directiva de la caja rendir cuentas a sus socios y a la autoridad universitaria sobre el manejo del ahorro, préstamos otorgados y utilidades obtenidas. “Ahí se comenzó a notar una resistencia de la directiva, había una mancuerna de la opacidad y el uso del patrimonio”, expresó Rivón.
En marzo de 2009 la rectoría fue más allá al prohibir a la directiva de la caja de ahorros usar el RFC de la casa de estudios si no se constituía en una asociación civil que les permitiera legalmente incluir entre sus socios a gente ajena a la universidad.


Así, el 13 de noviembre pasado se decidió constituir la Caja de Ahorros de Trabajadores de la Universidad Autónoma de Querétaro AC, pero según el acta, para desempeñar durante dos años la presidencia de la caja, Muñoz Licea fue designada de nuevo.
En marzo pasado, la rectoría canceló a la caja el apoyo administrativo para descontar los préstamos vía nómina. Esto ha generado “grave crisis”, porque esos cobros eran la “pieza clave” para garantizar la recuperación del capital.
La rectoría publicó este sábado en la prensa local un desplega- do en el que advierte que “si deciden que sea una caja de ahorro única y realmente de los trabajadores universitarios, deberán asegurarse que no existan ni socios ni capitales ajenos a la comunidad universitaria”, y advierte que cuando se cumplan esos requisitos, la UAQ continuará apoyando los mecanismos de ahorro de sus trabajadores, pues no puede trabajar “con opacidad o ilegalidad”.
Señala también que “si la caja decide operar como asociación civil, con participación de personas y capital ajenos a los trabajadores de la UAQ, deberá regirse y ser supervisada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.
En dos semanas, a más tardar, la caja deberá convocar a asamblea de socios, quienes determinarán la situación de Muñoz Licea, pues sigue sin informar de los 93 millones de pesos invertidos en cuentas bancarias.

No hay comentarios.: