canalabierto@hotmail.com

miércoles, junio 30, 2010

INSEGURIDAD




Catean tres domicilios
Por Alejandrino Hervert
Miércoles 30 de Junio/2010
Tres casas del fraccionamiento Puestas del Sol, en la delegación municipal Félix Osores, fueron cateadas ayer por policías y militares; extraoficialmente se sabe que buscaban a presuntos integrantes de la organización delictiva "La Familia Michoacana". No hubo detenido.
Dos de los inmuebles cateados estaba abandonados y en el tercero vivía una familia, que visiblemente molesta trató de impedir que Noticias se acercara al domicilio. "Ya fueron suficientes molestias" -dijo una mujer.
En estas acciones, de acuerdo con algunos vecinos entrevistados por Noticias, intervinieron al menos ciento cincuenta efectivos del Ejército, Policía Estatal y Policía Investigadora, que coparon el pequeño fraccionamiento, compuesto apenas de tres calles.
La intervención policíaco-militar tuvo lugar hacia las 18:00 horas y de acuerdo con esta información, les llevó poco menos de 30 minutos ingresar a los inmuebles y revisarlos. Una hora antes, se concentraron en las inmediaciones de la Agencia del Ministerio Público No. 4, ubicado en Prolongación Pasteur Sur. De aquí partió el convoy de militares que intervino en los cateos.
El fraccionamiento Puesta del Sol se localiza en Avenida de la Luz No. 1500, esquina con Prolongación Bernardo Quintana. Aquí, la policía y el Ejército "reventó" las casas número 4, 50 y 99.
Esta última, en la que no se reportan detenidos, refieren vecinos que era ocupada por sujetos jóvenes, que por lo regular llegaban por la boche y se iban temprano.
El inmueble fue abandonado por sus ocupantes la misma noche que fue asesinado el policía municipal David Ceguedo Maldonado, el 14 de junio.
Un día regresaron en un taxi, recogieron algunas pertenencias: colchonetas y un televisor. Después, nadie volvió a saber de ellos.
Y si así hubiera sido, nadie lo dice. Los vecinos afirman que tienen temor a las represalias y que por eso jamás reportaron la presencia de estos extraños.
Dentro del inmueble, al que Noticias tuvo acceso, se percibía abandono y un olor nauseabundo, proveniente de comida en descomposición. Se apreciaba además ropa tirada y desorden, dejado por la policía a su paso, así como daños en la puerta de acceso.
En condiciones similares, estaba la casa No. 4. La diferencia, es que aquí había menos pertenencias aún; afirman algunos vecinos que el inmueble tenía varias semanas abandonado.
Mientras que en el número 50 de esa vialidad, una mujer y un par de jóvenes se mostraban molestos por la presencia militar, registrada minutos antes.
Tras negarse a aportar cualquier dato, sostuvieron que "ya era suficiente molestia" e intentaron impedir el trabajo de los reporteros de Noticias.
Este fue el único de los tres inmuebles cateados que estaba habitado. Aseguran los vecinos que la familia ya tiene tiempo aquí, pero no reportan movimientos extraños en el lugar.

No hay comentarios.: