canalabierto@hotmail.com

martes, febrero 21, 2012

LEÓN / GUANAJUATO




Pánico en tianguis
Por Redacción
A.M. de León, Gto.
Martes 21 de Febrero/2012
Comerciantes y clientes del tianguis que se instala en el barrio de San Miguel vivieron minutos de pánico al quedar en medio de una persecución policiaca.

Agentes ministeriales dispararon al aire en el tianguis, para tratar de frenar a tres hombres que corrieron entre los puestos.
“Escuché los disparos, como si fueran cohetes, y vi correr a varias personas armadas que iban tras una persona”, relató María Soledad Vázquez, quien a la hora de la persecución estaba en un puesto de comida.
“Todo mundo se tiró al piso y buscó ponerse a salvo como pudieron”, contó el comerciante José María Huerta.
La persecución ocurrió en el tianguis que se instala los lunes en la calle Río Usumacinta, en San Miguel, a un paso de las oficinas de las Juntas de Conciliación y Arbitraje.
Cuando se escucharon los disparos, inició el corredero de gente.
“Fueron momentos de gran susto. Muchas personas corrieron a refugiarse a las oficinas de las Julcas, pues se temía que fuera una disputa entre grupos delictivos. Todo fue confusión”, dijo David, quien fue detenido por algunos minutos, al confundirlo con uno de los fugitivos.
Cuando se comprobó que nada tenía que ver con la persecución, lo dejaron libre.
Los fugitivos se mezclaron entre la multitud reunida en el tianguis, y luego se metieron a una vecindad.
“Todos los que estábamos por aquí nos espantamos, algunos se tiraron al piso”, relató una comerciante.
A la persecución de los ministeriales se unieron policías municipales, con el auxilio del helicóptero ‘Halcón’.
Al menos 6 patrullas cerraron el paso en el bulevar Torres Landa, desde la calle Honda de San Miguel, hasta la Venustiano Carranza.
Tras un operativo de una hora, se reabrió la circulación. Los hombres a los que perseguían los policías, lograron escapar.
José María Huerta reprobó a los policías por haber disparado en medio del tianguis. “Nos salió barato, pero pudieron haber ocasionado una tragedia”.
Muchos de los comerciantes decidieron levantar sus negocios y retirarse ante el temor de que se volvieran a registran balazos.
“Ya nos fue mal en este día. La gente se fue asustada”, añadió José María.

Atemorizan San Miguel

Una persecución en medio de un tianguis culminó con balazos ayer por la tarde en el barrio de San Miguel. Agentes ministeriales dispararon al aire como advertencia a tres hombres que huían entre los puestos.
El operativo paralizó la circulación vial, el comercio en el tianguis y dejó a más de uno con miedo, pero los agentes finalizaron sin éxito; los hombres lograron huir por azoteas.
Los hechos ocurrieron alrededor de la una de la tarde en la esquina del bulevar Juan José Torres Landa y la calle Honda de San Miguel.
El objetivo de los agentes de la Policía Ministerial era acudir a San Miguel para cumplimentar una orden de aprehensión.
La Procuraduría de Justicia aseguró que los oficiales lograron ubicar al presunto delincuente pero él los descubrió y comenzó su escape.
Extraoficialmente, elementos de la Policía Municipal aseguraron que el operativo se había llevado a cabo en completa discreción por parte de la Ministerial, pero el detenido logró zafarse y comenzó la persecución aunque también huían de ellos otros dos hombres.
Para intentar escapar, los tres intentaron perderse entre la gente del tianguis que cada lunes se instala en la calle Río Usumacinta.
A empujones con la gente y como pudieron los fugitivos entraron a una vecindad ubicada en el número 222; allí fue que los ministeriales dispararon.
“Venían los muchachos corriendo, en eso se metieron a la vecindad y que se escuchan los disparos (…) Todos los que estábamos por aquí nos espantamos, algunos se tiraron al piso pues sí da miedo que le toque a uno un tiro”, explicó una mujer que atendía un negocio junto a la vecindad.
Los ministeriales entraron y después de varios minutos salieron sin lograr su cometido.
Para esos momentos el helicóptero de la Policía Municipal “Halcón”, ya sobrevolaba la zona, al tiempo que cerca de seis patrullas cerraban el paso sobre el bulevar Torres Landa, desde la calle Honda de San Miguel hasta el bulevar Venustiano Carranza.
Por la movilización, el tráfico comenzó a acumularse y decenas de personas se detenían a ver cómo los policías entraban al estacionamiento particular de un negocio de grúas.
“No sé qué pasa, los policías sólo me pidieron permiso de entrar y se pusieron a buscar pero no sé de qué se trata”, explicó un hombre dentro del lugar donde los uniformados se dispersaron con sus armas en mano al tiempo que volteaban a todos lados para intentar encontrar a los fugitivos.
El capitán del “Halcón”, Martín Gómez Palacio Duarte, buscaba desde las alturas en las azoteas para seguir la pista de los prófugos mientras que los preventivos en tierra se dedicaron a buscar en cada casa cercana a la vecindad.
Sobre Venustiano Carranza tres hombres estaban esposados arriba de una patrulla. Éstos mencionaron que no sabían lo que pasaba.
Raúl Macías, uno de los detenidos, gritaba a los oficiales que lo soltaran ya que él sólo estaba de pie en su puesto del tianguis y no era justo que lo detuvieran por parecerse a uno de los sospechosos que se les escaparon a los ministeriales.
“Me agarraron que porque me les hago conocido y yo estaba solo en mi puesto, no se vale que me detengan”, gritó molesto desde una patrulla.
Los alrededores del tianguis quedaron cubiertos por más de 20 elementos de la Policía, además de los ministeriales que también buscaban a los sospechosos.
Al final, luego de una hora en que el operativo causó un caos vehicular y el asombro de los ciudadanos, las autoridades se retiraron sin lograr su cometido.

No hay comentarios.: